Statement

My recent work intended to redefine and refine new approaches and assumptions about contemporary graphics, from the contribution of new technologies to the world of graphic art, raising interesting thoughts, especially when the art scene begins to fill hybrid works that reinterpret the concepts of drawing, printmaking, photography and print.

I try to address the concepts of intimacy and invisible in space, such as speech while reading the work itself, in terms of spatial interaction with the viewer. Only the sensitive eye, in the proximity (distance intima), perceive subtle nuances: invisibility.

These works, therefore, contain the essence, emptiness and infinity through a contemplative process, where time stands still (for the creator and the observer). Treatment works are very sober, which imposes the most subtle, such as light or transparency, dominated by the language of the whisper. Art codes are reduced to a minimum with no distractions pieces that play with what is not.

•••


Mis trabajos más recientes pretenden redefinir y delimitar nuevos planteamientos y presupuestos acerca de la gráfica contemporánea, a partir de las aportaciones de las nuevas tecnologías al mundo del arte gráfico, suscitando interesantes reflexiones, sobre todo cuando el panorama artístico se comienza a llenar de obras híbridas que reinterpretan los conceptos de dibujo, grabado, fotografía y estampa.

Intento abordar los conceptos de lo íntimo y lo invisible en el espacio, como discurso y a la vez como lectura de la obra en sí misma, en función de la interacción espacial con el espectador. Solamente el ojo sensible, en la cercanía (distancia íntima), percibe los matices más tenues: la invisibilidad.

Estas obras, por tanto, recogen la esencialidad, la vacuidad y la infinitud a través de un proceso contemplativo, donde el tiempo se detiene (para el creador y el observador). Son obras con un tratamiento muy sobrio, en las que se impone el elemento más sutil, como es la luz o la transparencia, dominado por el lenguaje del susurro. Los códigos del arte se reducen a su mínima expresión con piezas sin distracciones que juegan con aquello que no se ve.